Los Fans dicen:

Lo primero es... uno mismo


"Fortshow, el programa de Ricardo Fort" En su estreno, el reality giró únicamente alrededor de él, fiel a su estilo. Y al título.

Cuando hace unos meses, recién nomás, asomó su trabajada figura en pantalla, pocos deben haber imaginado que en los primeros días de enero podía llegar a tener su propio espacio en TV. Y en horario central. Ahora, aquellos pocos que lo puedan haber imaginado, seguramente lo sospecharon así: él en el título, él en los copetes de presentación, él cantando, él hablando, él entrevistando, él mostrando su casa y sus cosas, él. No es que hayan sido visionarios. Es que, desde sus primeras dosis de fama, se veía venir la sobredosis autorreferencial. Y, fiel a su estilo, el excéntrico personaje que se volvió popular en la pista de ShowMatch (El Trece) debutó el domingo como anfitrión y realizador de Fortshow, el programa de Ricardo Fort (a las 22, por América), donde presentó notas, cantó, habló, entrevistó, mostró su casa y sus cosas... Un homenaje al estilo del yo, mi, me conmigo.

Musicalizado en varios fragmentos con las pegadizas estrofas de I know you want me -lo que ya muchos reconocen como "el tema de Ricardo Fort"-, el ciclo tiene formato de reality, más asociado a la estructura que el género tiene en el cable, que en la TV abierta: es decir, cierta estética de videoclip, con un salpicado de escenas con más vértigo que ritmo, y un personaje al frente del barco que navega por sus aguas más transitadas. En este caso, la opulencia y la noche.

Más allá de que su egocentrismo lo haya llevado a estar nombrado dos veces en el título, el logo en pantalla fue diseñado en dorado, con sus iniciales enmarcadas por una corona. Ninguna sorpresa a esta altura de su aventura mediática en la que quedó clarísimo que se hace cargo de su arrogancia. Y la disfruta. Y la disfrutan, al comprobar que fue el programa más visto de América, casi 8 puntos por arriba del ciclo de Moria Casán.

Con la cámara puesta en cada uno de sus movimientos desde que llegó a Mara del Plata -donde tiene playa propia y donde, la semana que viene, debutará en teatro con su compañía... propia-, Fortshow combinó escenas cotidianas de su aseo personal, salidas con su novia y sus custodios, paseos en autos, su festejo de año nuevo, su visita a los teatros, su vida familiar.

En ese último punto radica, tal vez, una de las perlitas del primer programa: él con sus hijos en la mansión que ocupa en La Feliz. El gancho estuvo en la entrevista que le realizó a Felipe y Marta, más introvertidos que su padre, tan directos como su padre. Como cuando la nena contestó que le gustaría ser famosa y el nene imitó a las fanáticas que se paran del otro lado de la fachada para gritarle "Ricardo, Ricardo", cosa que a Martita, se ve, le gusta poco y nada. "No quería mostrar a mis hijos por un tema de seguridad (...) Me di cuenta de que es mejor mostrarlos, que toda la Argentina los conozca", compartió. Si bien la factura técnica tuvo su déficit en el audio, los subtitulados ayudaron a no perder bocadillo, como cuando Antonio Gasalla, desde el escenario, le anunció al público que Fort estaba en la platea (ovación) y dijo que "tiene una condición fundamental para triunfar en este país... es millonario".«

Un promedio de 9,2 puntos marcó "Fortshow" en su debut, con un pico de 10,8. Fue lo más visto de América y se ubicó tercero en la tabla general.

Fuente CLARIN

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

0 Comentarios en "Lo primero es... uno mismo"

Publicar un comentario

+ populares

Archivo de Noticias de Ricardo Fort

Últimos Comentarios de Fans de Fort