Los Fans dicen:

Sos un grosso, Ricky


Por Roberto Maurer

¿Por qué no velar a Ricardo Fort en el Congreso Nacional, cuando se muera? Y si aparecen obstáculos, hay plata para alquilar un recinto que ha dado pruebas de debilidad ante banelcos y valijas. Es más fácil entrar al Congreso dentro de un ataúd, que ingresar vivo a la televisión, y con un show propio. Ricardo Fort lo hizo. Hacia mediados del año pasado, nadie sabía de su existencia y, hoy, los pibes lo tratan como a un superhéroe y lo esperan a la salida con sus madres para decirle “sos un grosso, Ricky”.

En América, los domingos a las 22 ha comenzado a emitirse “Fortshow” (El Programa de Ricardo Fort), tal vez concebido como una aproximación al mundo íntimo del millonario, pero que resultó un frío monumento plastificado erigido por él mismo para saciar su hambre de fama. No es el reality de las estrellas que suele verse en la señal E!, sino una descarga del narcisismo infantil que se aloja en ese pedazo de carne tatuada que llamamos Ricardo Fort. Al parecer, en Argentina el capital produce freaks con imagen de actor de películas porno gay.

DESDE EL TRONO

Si bien en el primer programa condujo de smoking, al siguiente salió con esa ropa indescriptible que usa, entre sentado, trepado, esparrancado y tirado en un gigantesco sillón blanco, en el cual se puede leer la soberbia de un trono real. Desde ese lugar fue anunciando secciones. Por ejemplo, “Fort de paseo con sus hijos” fue el título de una vulgar visita al acuario, donde las destrezas de los delfines y un lobo de mar, como es de suponer, se robaron la atención.

El capítulo “Una noche en Mansión Fort” fue presentado como “una reunión con los amigos y una guitarra, simplemente, una noche para recordar”, que consistió en un semicírculo de personas alrededor de Ricardo Fort, que cantaba un tema de Serra Lima: más que íntimos, parecían los pasajeros de un colectivo que acababan de ser presentados por el chofer. No se veía un vaso de agua, siquiera, como si la heladera de Fort no guardara un solo porrón. La cámara sólo lo enfocaba a él, y excepcionalmente ofrecía un plano general del resto del pasaje. Un grupo de linyeras bajo un puente obtiene diversiones que no parecen encontrarse en la Mansión Fort, que más bien, es una casa con ambientes amplios.

Casi todo el tiempo, Fort aparece acompañado por esa novia que tiene, quien a puro chillido puede echar a perder cualquier situación, aún al lado de Richard Burton. Como se sabe, Fort no es como Sandro, un enamorado de señoras grandes y discretas, ya que le gustan las chimbas baratas.

Como entrevistador, Fort logró momentos intensos con Jorge Rial y Carmen Barbieri, a quien definió exageradamente como “la única megadiva de este país”. Fort ha sido pródigo al referirse a su historia familiar, a la cual, visiblemente, ha sabido analizar. A ese terreno llevó a sus reporteados, quienes revelaron situaciones traumáticas de la infancia y su relación con los progenitores, incluyendo violencia física, y que, en el caso de Barbieri, la llevaron al llanto.

Menos terrible fue el capítulo de un regreso a casa de RF, cansado y con el estómago destruido porque, informa a los allegados, esa madrugada a la salida de Esperanto, el lugar de encuentro de la especie, se comió veinte churros con dulce de leche. “Fort visita a Los Pumas” fue otra prueba de su popularidad, ya que fue ovacionado por los 40.000 forofos que habían concurrido al estadio donde se disputaba un partido internacional.

SIN FORTUNA

También se vieron los ensayos de “Fortuna”, la comedia que preparó en una sala marplatense, donde sus compañeros destacaron que “es un personaje impresionante, hiperkinético, divertido, perfeccionista, un niño grande, todo lo que genera es fantástico”. La emisión estuvo fuera de lugar, ya que la nota había sido grabada antes de que “Fortuna” se desintegrara, cuando se produjo una revuelta por la falta de ensayos, a los cuales Fort no se presentaba porque, seguramente, estaba empachándose de churros con dulce de leche.

Ante el fenómeno, mucha gente no se ha recuperado de su incredulidad, y busca explicaciones. Fort no está solo: ahora todos hablan de los hermanos Patronelli, los que andan en unos ridículos carritos playeros, y a quienes nadie había oído nombrar hasta hace quince días. Y podría apostarse a que a mediados de año los Patronelli estarán cantando, bailando y compitiendo con Fort en el show de Tinelli.

Ricardo Fort se ha declarado el heredero de Sandro. En el primer programa, una amiga de su mamá lo puso más arriba: es como Jesús, dijo la señora.

Fuente El Litoral

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

3 Comentarios en "Sos un grosso, Ricky"

  1. Anónimo Says:
    24 de enero de 2010, 12:23

    de toda esta estúpida nota realizada no se sabe porqué enfermo de envidia y de lengua venenosa, como muchos que le dan un micrófono yespacio para escribir, "Y se creen periodistas" por hablar mal de la gente?? por tratar siempre de descuartizar a las personas de las que ellos mismos viven??, sinó ni comerían, como este muerto de hambre que escribió esto!!!!!!!!!!AGUANTE EL REY, RICKY FORT ES EL IDOLO MÁS IMPORTANYE QUE NOS QUEDA DESPUÉS DEL GITANO. NO TIENE TECHO, ÉL, RICARDO FORT NACIÓ PARA SER MUY GRANDE!!!! lo único aceptable de la nota es lo que dijo esa sra. si, ricky es jesús, y lo es para muchos de los ciudadanos, a su modo!!!pero a vos no te lo voy a explicar...

  2. Bernardita Says:
    24 de enero de 2010, 18:10

    Patético tener el poder de la pluma y la palabra
    para escribir desacreditar así...diciendo... qué?
    Claro que de desdecirse ni hablar, no?
    Ricardo estas personas que intentan
    vanamente denostarte se denostan a si mismos.
    Y te regalan un muy buen termómetro para
    saber como vas.
    Tenes seguidores fieles de todos los niveles intelectuales
    que decidimos adoptarte cuidarte ya que sos un ser encantador.
    Brilla en vos lo simple, cálido, generoso que un artista debe ser
    por esa forma te seguimos y somos multitud!!!
    Y cada día te adopta alguien más,no cambies
    Te hemos aceptado así imperfecto a vos
    a tu novia, tus amigos, tu elenco
    porque te cuidan y se ubican
    en el más amplio sentido de esa palabra
    Te queremos!!! Te amamos!!!
    Ricardo Fort estamos con vos en las buenas y las malas
    Y como te dicen por ahí...
    Ensaye,ensaye y no deje de ensayar!!!

  3. HILDA E. Says:
    30 de enero de 2010, 8:52

    Ricardo, vas a cosechar muchos triunfos siempre y cuando no te dejes atrapar en las redes de la gente mediática. Tenés que tomar el ejemplo de Carolina Papaleo, quien el jueves antes de la función de estreno con la prensa, en una entrevista habló sobre los mediáticos y los no mediáticos de la farándula y me dejó sorprendida por lo acertada de su opinión. Una mujer muy inteligente.

    Ricardo, tenés que recordar una cosa, Sandro jamás fue mediático. No estoy diciendo que levantes un muro alrededor de tu casa, pero sí que te protejas más de los programas de chismes. Ellos no te van a proporcionar el éxito. El éxito lo podés conseguir unicamente vos. Los programas de chismes sólo te darán dolores de cabeza. Creo recordar que también de Sandro se insinuó algo sobre su sexualidad. Pero a él no le importó nada y finalmente pasó que todo quedó en el olvido. Lo mejor es hacer oídos sordos como hizo él, porque "a rio revuelto, ganancia de pescadores", y ya sabés quiénes son "los pescadores". A Rial hacele la cruz. Basta.

Publicar un comentario

+ populares

Archivo de Noticias de Ricardo Fort

Últimos Comentarios de Fans de Fort